miércoles, 29 de junio de 2016

La etapa de las preguntas


Entre los 3 y los 5 años, los niños suelen pasar por la etapa de las preguntas. Esta fase es normal e indica que el lenguaje y el pensamiento de los niños se desarrollan adecuadamente. Es una etapa en la que los padres pueden aprovechar para fomentar la comunicación con sus hijos. La edad de las preguntas constituye un momento muy propicio para favorecer el desarrollo de las habilidades comunicativas de los niños.

Todos los niños pasan por una etapa que se caracteriza por las constantes preguntas. Esta etapa se produce entre los 3 y los 5 años. Esta fase tiene una duración variable y se corresponde con el desarrollo del lenguaje y del pensamiento de los niños de esta edad.

Las preguntas de los niños que están pasando por esta fase pueden ser repetitivas, disparatadas, divertidas o inverosímiles. Todo esto es normal en esta etapa. Los niños preguntan porque tienen una curiosidad innata, quieren explorar todo lo que hay a su alrededor.

Entre los 3 y los 5 años, el lenguaje infantil experimenta un gran desarrollo. 

Este desarrollo permite a los niños pedir y dar información, expresar dudas y sentimientos y seguir conversaciones. Estas nuevas capacidades se relacionan con la fase de las preguntas. El niño ya puede investigar su entorno a través del lenguaje, preguntando lo que quiere saber.

Asimismo, el niño experimenta sus nuevas capacidades lingüísticas. Ahora que puede pedir información y entender las repuestas, ejercita esta habilidad a base de hacer preguntas constantes. De esta manera, el niño va adquiriendo mayores destrezas lingüísticas.

Del mismo modo, el niño ejercita sus habilidades de comprensión del lenguaje procesando la información que el adulto le da en sus respuestas. Esto también le sirve para aprender palabras nuevas.

¿Cómo deben actuar los padres en la fase de las preguntas?
La fase de las preguntas es una etapa normal del desarrollo de los niños. Indica que el lenguaje y el pensamiento del niño evolucionan adecuadamente. Por ello, los padres deben participar con sus hijos cuando entran en esta fase.

Los padres deben fomentar la curiosidad natural de sus hijos, puesto que esto favorecerá el gusto por aprender de los pequeños.

Los padres deben responder a las preguntas de sus hijos, aunque éstas sean repetitivas o inverosímiles.

Las respuestas deben ser sencillas y realistas, para que los niños puedan comprenderlas.

Siempre que sea posible, es positivo dar nueva información en la respuesta, para que los niños aprendan algo que no conocían. No obstante, es importante no excederse en la transmisión de conocimientos nuevos.



miércoles, 22 de junio de 2016

¿Qué podemos hacer para que nuestros hijos sean más seguros?

 
Un diálogo fluido, sentido del humor, reconocer el esfuerzo ante el fracaso, ser realistas... son algunas de las pautas para que los padres alejen a sus hijos de sus inseguridades.
Dicen que «de padres inseguros se crean niños inseguros», afirmación que no está muy alejada de la realidad. No hay que olvidar que los hijos son un reflejo de lo que hacen y dicen sus padres.
Sin embargo, vivimos en un mundo cada vez más competitivo y muchos padres muestran gran interés por lograr que sus hijos sean más seguros y autónomos, pero no saben cómo conseguirlo. Desde la Dirección de Familia de la Comunidad de Madrid, aconsejan seguir una serie de pautas:
—Es importante crear un ambiente cordial y relajado, donde el buen humor y las risas estén presentes.
—Los padres deben transmitir su confianza a los hijos. Hay que reconocerles lo que hacen bien, su esfuerzo, y al tiempo animarles ante las dificultades y manifestarles que estamos seguros de sus posibilidades para lograr los objetivos marcados.
—Es necesaria una actuación conjunta de padres y educadores para unificar criterios e implicarse en los niños día a día.
—Hay que ayudar a los hijos a ser realistas. No hay que ver la realidad como una limitación, sino como un hecho que debemos conocer para asumirlo y, cuando sea factible, superarlo.
—Conviene actuar con convicción, calma, decisión. El diálogo es imprescindible. Para los niños, un padre convencido es un padre que transmite seguridad, y este sentimiento es tan fuerte que prevalece en ellos, incluso cuando, en ocasiones, vean que sus padres se equivocan.
—Les mostraremos la importancia y el valor del esfuerzo y si finalmente no logran el objetivo, se les reconocerá su tesón.
—Es importante que escuchen cómo sus padres hablan en conversaciones con otras personas lo contentos y satisfechos que están con sus hijos.
—Hay que ayudarles a aceptar las peculiaridades de cada persona, las facilidades y dificultades que puedan tener en los diferentes ámbitos.
—Es aconsejable que se valore al máximo su forma de relacionarse con los demás, de manera que se potencie su capacidad para escuchar, compartir y generar sentimientos de amistad y afecto.
—Se debe ayudar a los hijos a que asuman las rectificaciones como un hecho natural, sin dramas, y enseñarles que de cada fallo se presenta una oportunidad para aprender y crecer.


Artículo tomado de internet
www.abc.es/20120830/familia.../abci-ninos-seguros-autoestima-

martes, 15 de diciembre de 2015

Educando en valores para una buena convivencia


 


Por Sofía Alvarez Oramas

La familia es el primer grupo social donde el niño comienza a formarse en valores, valores necesarios para una buena convivencia. Los valores como la verdad, la identidad, la paz, el amor, la amabilidad, el orden, la honestidad, el respeto, entre otros, comienzan a formar parte de la vida del niño a través de los conocimientos y vivencias adquiridas inicialmente en el núcleo familiar.

¿Cómo podemos desde el hogar formar en valores para propiciar una buena convivencia?

La presencia activa de los padres como modelos en valores, en  la atención a las necesidades físicas y emocionales no sólo de los hijos sino de todos los miembros de la familia (esposos, abuelitos, etc.), las palabras que usamos al convivir en familia,  el acompañamiento incondicional en las diferentes etapas de aprendizaje, la estimulación de habilidades y potencialidades, las oportunidades de independencia que les den  y la determinación de ambos padres en la puesta de límites, constituyen actos amorosos que contribuirán a su madurez y estructura emocional que les permitirá desarrollarse plenamente en valores para tener una buena convivencia, de ahí la importancia de que la formación en valores para una buena convivencia no se quede sólo en actividades realizadas en el Jardín, sino que también  se de en la familia.
El texto publicado por el Vaticano sobre la intervención del Papa Francisco el 13 de mayo del 2015 al respecto dice:
"el Papa Francisco inició en la Audiencia General una serie de reflexiones sobre la vida de la familia, su vida real, con sus tiempos y sus acontecimientos, empezando con las tres palabras claves para alcanzar la buena convivencia en el hogar: permiso, gracias, perdón. Ante los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, el Santo Padre dijo que estas tres palabras son una puerta de entrada a la buena convivencia.
“Estas palabras abren el camino para vivir bien en la familia, para vivir en paz. Son palabras sencillas, pero no tan sencillas de poner en práctica”, aseguró, porque “requieren de una gran fuerza: la fuerza de custodiar la casa, también a través de miles de dificultades y pruebas; si faltan, se abren poco a poco grietas que pueden hacer incluso que se colapse”.
El Papa meditó sobre las tres palabras y sobre las gracias dijo:
Gracias: “A veces se piensa que estamos convirtiéndonos en una civilización de las malas maneras y de las malas palabras, como si fuesen un signo de emancipación”. Se trata de algo que “escuchamos decir muchas veces también públicamente”. “La gentileza y la capacidad de agradecer son vistas como un signo de debilidad y a veces suscitan incluso desconfianza”.

“Esta tendencia debe ser contrastada en el seno de la misma familia. Debemos ser intransigentes en cuanto a la educación del agradecimiento, al reconocimiento, la dignidad de la persona y la justicia social pasan ambas por aquí, si la vida familiar descuida este estilo, también la vida social lo perderá. La gratitud, luego, para un creyente, está en el corazón  mismo de la fe: un cristiano que no sabe agradecer es uno que ha olvidado el idioma de Dios” y “esto es feo”. VATICANO, 13 May. 15 / 09:46 am (ACI/EWTN Noticias). El texto completo puede leerse en: https://www.aciprensa.com/noticias/texto-catequesis-del-papa-francisco-sobre-la-familia-las-tres-palabras-39365/

Logos preocupado siempre por la formación en valores trabaja con los niños y niñas durante todo el año en la campaña de la buena convivencia a través de nuestro programa de valores y de formación humana enviado quincenalmente, sensibilizándolos desde pequeños, vivenciando la importancia   en esas tres palabras mencionadas por el Papa para una buena convivencia, hoy, compartimos arriba las producciones escritas de nuestros pequeños (as) de Primero de básica A, B, C y D, fruto de sus reflexiones sobre la palabra “Gracias”.

Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos. King, Martin Luther

martes, 17 de noviembre de 2015

Campaña de aseo y prevención de enfermedades



click en la imagen para agrandar


Por Sofía Alvarez Oramas
 
Entre los hábitos que refuerzan la autonomía personal que hemos desarrollado desde el inicio del año lectivo como parte de nuestra campaña de aseo y prevención de enfermedades con todos los niños desde Inicial hasta preparatoria, están  los hábitos de alimentación y  de higiene, vivenciando la importancia de lavarse las manos, la higiene bucal,  tomar agua, ejercitarse, dormir temprano, ir al doctor, vacunarse; haciendo de estas actividades una campaña permanente en la que la visita de profesionales externos  han contribuido de manera trascendente en su formación.
Así,  hemos tenido la visita de varias especialistas como las odontólogas Gioconda Luzardo y  Gabriela Egas, quienes han proporcionado charlas a los niños para que conozcan la importancia de lavarse los dientes e ir al dentista. A través de la visita de varios estudiantes de la carrera de odontología de la Universidad Católica  a las aulas de clases de nuestros niños y niñas de Maternal, Pre-kínder, Kínder y Preparatoria, ellos han aprendido cómo cepillarse correctamente los dientes. Gracias a la charla dada por la doctora Alexandra Campozano, los niños han reforzado la importancia de los hábitos de aseo para prevenir enfermedades.
Nuestros niños y niñas de Preparatoria se han beneficiado de la  campaña de desparasitación, los niños y niñas desde Inicial se han beneficiado de la campaña  de vacunación realizada por la doctora del plantel en coordinación con el SCS de Puerto Hondo.
Con el apoyo de los padres líderes, se llevó a cabo la recolección de compromisos firmados voluntariamente para no enviar al plantel a los niños enfermos, actuando así, de manera ética con el compromiso de hacernos responsables todos  por la salud de todos nuestros niños y niñas.
Mediante el programa tutorial de alimentación publicado en nuestro portal en el espacio del blog, hemos proporcionado las herramientas necesarias para que con su apoyo nuestros niños seleccionen alimentos nutritivos para su vida y para sus loncheras.
Nuestros niños de Primero en español crearon frases sobre sus experiencias sobre la campaña de aseo en la clase de escritura creativa, exponiendo sobre ellas  a sus padres en sus aulas.
Hoy, les compartimos algunas fotos que  evidencian dichas experiencias, las mismas que han permitido que nuestra campaña se convierta en un verdadero aprendizaje significativo, es responsabilidad de todos seguir reforzando dichos hábitos de manera permanente.
"Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia: tiene una importancia absoluta”
Aristóteles